CUANDO NOS INVADE LA TRISTEZA

Esta triste, solo angustiado, te sentís abatido.  Empieza a preocuparse porque la tristeza se está instalando en su cabeza como un pájaro que encuentra su nido. No sabe cómo quitarse esa pena que lo inunda cada día y cada noche.

Cuando nos sentimos tristes, se nos instala como una nube negra en la  cabeza en nuestra mente, lo vemos todo con un tono grisáceo, no somos capaces de ver el lado positivo de la vida puesto que estamos demasiado centrados en quejarnos de lo malo que nos está pasando. Además si alguien nos pregunta que cómo estamos nuestras respuesta casi siempre será un bien,  acá tirando o un aquí vamos.

La tristeza. Una respuesta emocional lógica, provocada por un hecho: la pérdida de un ser querido, dificultades en el trabajo, problemas con la pareja o desencuentros con amigos o familiares, temas de salud, la desvalorización y agresión de seres queridos, pero también por cambios hormonales, en el caso de las mujeres, o por problemas de tiroides. La tristeza es una emoción natural que forma parte de nuestra vida y que tiene, como el resto de las emociones, una función.

Cuando está triste decide no salir de casa, no hablar con nadie y lo único que hace es meterse en sus propios pensamientos. Y piensa una y otra vez: Necesito cambiar todo esto, no puedo seguir así cuando algo me ocurre. Sí, a veces la vida es triste, pero yo no puedo dejar que se adueñe de mí.

Realmente no puedes evitar sentirte mal y aunque todo el mundo te dice: te tienes que animar, tienes que salir, tú no puedes y solo piensas, claro qué fácil es dar consejos,  y vos pensas a vos que te pasaría estando en mi lugar.

Esto puedes intentar para estar mejor:

  • Rodéate de la gente que realmente te hace sentir bien y aléjate de los que te hacen sentir mal.
  • Busca lo que realmente te gusta. Llena tu vida con cosas que realmente te gusten.
  • Practica algún deporte o simplemente pon música y baila canta, o si estas postrado por algún motivo desde ese lugar sienta la poderosa fuerza de esa música.
  • Date un capricho. Un pequeño capricho nos puede ayudar a sentirnos más alegres y contentos.
  • Sal a la calle y disfruta. Cuando estés triste no te quedes en la casa con tu dolor con tus penas, vístete, arréglate y sal a dar una vuelta.
  • No te exijas ni exijas tanto a los demás. Aprende a no exigir tanto a veces los demás no quieren o no pueden hacer nada por ti.
  • Aprende a resignarte, pero con felicidad. Comienza a entender que la vida está llena no solo de buenos momentos, también los hay malos momentos.
  • Intenta cambiar lo que puedas y no te gusta de tu vida. Si algo está en tus manos, sé valiente y cámbialo, anímate, a veces por soledad los seres humanos soportan cosas y agresiones innombrables.
  • No pienses tanto. Todos pensamos demasiado. El pasado debes dejarlo atrás ya paso si piensas mucho en ello te abordara la tristeza nuevamente.

También tienes la opción de buscar ayuda si sientes que lo límites de tu tristeza rozan la depresión en esos casos busca un terapeuta tradicional y también puedes buscar otro apoyo extra en el facilitador holístico.

Elizabeth Tarot- Terapias alternativas

What sap 3515050289

https://www.facebook.com/elizabethTarott/

https://elizabeth-tarot-destrabes-amor-trabajo.negocio.site/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reserva tu Cita

Domingo Zipoli 1775 - Villa Cabrera - Córdoba Tel: (0351)4898347 | 155050289 elizabethviviana@hotmail.com

shares