¿ME SEPARO O NO ME SEPARO?

Cuando una pareja está en crisis y después de muchos intentos no consigue resolverla, es inevitable que surja la pregunta, ¿ME SEPARO O NO ME SEPARO? No es una decisión nada fácil y para tomarla son muchas las cuestiones que hay que poner en la balanza. Para hacer un buen diagnóstico de la situación vamos a tener en cuenta los tres ingredientes indispensables para que podamos hablar realmente de una relación de pareja.

Las parejas evalúan una y otra vez los pros y los contras de la separación y pueden quedar estancadas en ese balance. En esta situación no invierten aportes positivos en la relación, pero tampoco la desmantelan completamente. La incertidumbre no es buena.

Hay parejas que viven juntas este proceso; otras lo comienzan a vivir cuando uno de los miembros llegó a la decisión de separarse y el otro recién se “entera”. Para uno de ellos la relación es “insalvable” y para el otro es “viable”. Tienen que mostrar o demostrarse la insatisfacción o la importancia del vínculo.

Suelo decir de manera irónica que una pareja son dos seres maravillosos que se hacen la vida difícil, en realidad la pareja es una escuela de conocimiento y de humanismo, que a veces se tiñe de romance, de sexo, de economía, etc. Pero básicamente es una escuela para entender al ser humano.

Es evidente que la vida en solitario es mucho más fácil que la vida en pareja, sin embargo, la vida en pareja es más enriquecedora.

A la pareja llevas todo lo que eres, especialmente lo que has recibido de tu familia de origen, de tus padres, y ocurre con frecuencia que a la pareja le pedimos lo que en realidad anhelamos de los padres, de allí la máxima de la terapia familiar que dice: “los problemas de pareja suelen ser en realidad, problemas de familia de origen”, es  importante por eso preguntar sus quejas (“no me escuchas, no me atiendes, no eres cariñosa conmigo, etc.”) y luego les pido que las repitan pensando en su madre.

Ocurre con frecuencia que la pareja se ha terminado y ambas partes se resisten a la separación, pareciera que necesitan hacerse daño para justificar la retirada, ¿cómo saber si hay pareja o no?

Una pareja se sostiene en tres pilares, debe haber al menos dos para sostenerla.

  • El primero incluye el romance, la pasión, el sexo.
  • El segundo es la ternura, el cuidado.
  • El tercero es la admiración. Que los días sobre la tierra de tu pareja te parezcan justificados.

El amor es una intimidad compartida: hay intimidad intelectual, física, familiar, afectiva, deportiva, etc. El ideal es que la pareja sea la persona con la que compartimos más intimidad que con nadie en el mundo.

El amor es el resultado de un equilibrio superior, y en el amor, el peor error sigue siendo no cometerlo.

Dos temas básicos giran en torno a la separación:

  • El económico y los hijos. Estos temas pueden tener un peso determinante para la decisión y es conveniente que así sea, siempre y cuando no exista una tensión que los lleve a la violencia y/o a la enfermedad.
  • Algunas parejas deciden mantener el status con la esperanza que el tiempo solucione lo que ellos sienten que no pueden.
  • Otras se proponen alcanzar un logro o aumentar las responsabilidades para salvar la relación: hijos, casa, viajes etc.

Existen los que no se separan porque no pueden lidiar con los sentimientos de pérdida y soledad. Eligen estar solos, pero con el “otro” cerca.

Elizabeth Tarot y Terapias Alternativas

https://elizabethtarot.com/

https://www.facebook.com/elizabethTarott/

https://elizabeth-tarot-destrabes-amor-trabajo.negocio.site/

bit.ly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reserva tu Cita

Domingo Zipoli 1775 - Villa Cabrera - Córdoba Tel: (0351)4898347 | 155050289 elizabethviviana@hotmail.com

shares