APRENDE SOBRE LOS SUEÑOS

En muchas culturas se atribuye un valor profético al sueño, concebido como un mensaje cifrado que es necesario desentrañar.

El análisis de los sueños es para Freud la vía de acceso al inconsciente. Los psicoanalistas posteriores, ortodoxos o no, persisten en este empeño.

Desde que Sigmund Freud escribiera su tratado sobre la interpretación se los sueños, la forma de entender estos ha sentido el impulso del estudio analítico. Aunque la curiosidad humana por el mundo onírico viene de mucho antes, incluso se conservan manuales de interpretación datados en el siglo II D.C.

En cualquier caso, desde tiempo ancestral los sueños siempre han tenido un cierto valor profético, revelador. Pero, ¿qué hay detrás de todo esto?

Miles de autores, miles de teorías distintas, intentan dar con la solución que les lleve a revelar qué es lo que se oculta tras los sueños; el por qué de ese sueño ese día en ese momento y ese sujeto. Hoy en día se ha avanzado muchísimo en el estudio de los sueños, ya que la tecnología ha facilitado en gran medida el acercamiento a lo que podríamos llamar “energía del sueño”.

Sistemas avanzados de scanner, han detectado que en numerosas ocasiones los sueños son bucles de actividad cerebral que se repiten noche tras noche, y que se repiten en cada paciente, por lo que podríamos decir, que cada sujeto tiene una forma única e irrepetible de soñar, ya que la actividad cerebral representada por ondas electromagnéticas en las pantallas de esos scanner representan gráficas muy similares en cada paciente, y distintas entre dos de ellos. Todos estos avances no han servido para determinar qué es lo que se sueña, y qué interpretación puede llevarse a cabo a raíz de esa gráfica.

Dada la dificultad que presenta el recordar los sueños; la mayoría se desvanecen de la mente del soñante a los diez o quince minutos después del despertar, el método más sencillo, inspirado en las técnicas de la oniromancia tradicional, consiste en redactar un diario en donde se consignen los sueños inmediatamente al despertar, ello ayuda a que símbolos importantes sean registrados cuando aún son vívidos, antes de que desaparezcan de la mente el soñante, la principal idea buscada con este método, es, que al escribir su sueño, el soñante se libera de él y le da tiempo para reflexionar más cómodamente, buscar analogías y nexos comunes entre sueños.

Un sueño lúcido es un sueño en el cual el soñador se da cuenta de estar soñando. Este tipo de sueño se puede dar de forma espontánea o bien ser inducido por determinadas prácticas y ejercicios. El término Sueño Lúcido fue usado por primera vez por el psiquiatra holandés Frederick van Eeden en un estudio realizado en 1913. En la actualidad se acepta como un hecho comprobado científicamente. Los soñadores más experimentados pueden llegar a controlar sus sueños casi a voluntad, dirigiendo el sueño y llevando a cabo sus deseos en los mismos. Entre las habilidades posibles para un soñador experimentado, están el poder cambiar el lugar donde se encuentra en el sueño, visitar sitios conocidos o imaginarios, volar, cambiar de forma, y cualquier cosa que se le ocurra durante el sueño.

FASES DEL SUEÑO

Los estados y las fases del sueño humano se definen según los patrones característicos que se observan mediante el electroencefalograma (EEG), el electrooculograma (EOG), una medición de los movimientos oculares) y el electromiograma de superficie (EMG). El registro de estos parámetros electrofisiológicos para definir los estados de sueño y de vigilia se denomina polisomnografía. Estos perfiles entregan dos estados del sueño:

 

  1. Sueño de movimientos oculares rápidos (REM) (conocido también como sueño paradójico, desincronizado o D)
  2. Sueño sin movimientos oculares rápidos (NREM). Este último a la vez se sub clasifica en 4 estados 1. La fase 1 del NREM es la transición desde la vigilia al sueño; se le reconoce por la desaparición del patrón regula (alfa) e instauración de un patrón de baja amplitud y de frecuencia mixta predominantemente en el intervalo theta (2 a 7 Hz), con movimientos oculares lentos “en balancín”. 2. La fase 2 del NREM se define por la aparición de complejos K y de usos de sueño superpuestos a una actividad de base similar a la del estado 1. Los complejos K son descargas lentas, negativas (hacia arriba) y de amplitud elevada que se continúan inmediatamente después por una deflexión positiva (hacia abajo). Los husos de sueño son descargas de alta frecuencia de corta duración y que presentan una amplitud característica con subidas y bajadas. La actividad ocular permanece ausente y el EMG continúa de manera similar al estadio 1.
  3. La fase 3 del NREM se caracteriza por ser un sueño con más del 20% (pero menos del 50%) de actividad delta de amplitud elevada (> 75 microV) (0,5 a 2 Hz). Los usos del sueño pueden persistir, sigue sin haber actividad ocular, y la actividad del EMG permanece a un nivel disminuido.
  4. En la fase 4 del NREM, el patrón electroencefalográfico lento y de alto voltaje de la fase 3 comprende al menos el 50% del registro. Las fases 3 y 4 del NREM se denominan en conjunto, como sueño de ondas lentas, delta o profundo.

El sueño REM se caracteriza por un EEG de baja amplitud y de frecuencia mixta similar al de la fase 1 del NREM. En este contexto, se producen brotes de actividad más lenta (3 a 5 Hz) con deflexiones negativas superficiales (“ondas en diente de sierra”) se superponen con frecuencia a este patrón. El EOG muestras de REM similares a las que se observan cuando la persona en cuestión permanece despierta y con los ojos abiertos. La actividad del EMG permanece ausente reflejando la atonía muscular completa de la parálisis motora descendente característica de este estado.

CLASES DE SUEÑOS

Se suelen tener varios sueños cada noche, pero sólo se recuerda el último. Aquí mostramos una clasificación por tipos:

* Sueños fronterizos Estos sueños son aquellos que tenemos momentos antes de perder la consciencia y dormirnos, normalmente están relacionados con las actividades que hemos tenido durante el día y no tienen ningún carácter predictivo.

* Sueños de reajuste Se producen a causa de agentes físicos externos, como golpes, roces o incluso calor excesivo. Por ejemplo, muchas veces hemos soñado que corremos pero que no podemos avanzar y cuando nos despertamos vemos que tenemos las piernas enredadas en las sábanas. También puede ocurrir que soñemos que algo está ardiendo y normalmente es una respuesta a un exceso de calor corporal.

* Sueños de satisfacción Son los sueños en que se ven realizados los deseos que tenemos en la vida real, nos da lo que la vida en la realidad nos niega. Un ejemplo claro sería soñar que alguien se enamora de nosotros, y esto respondería a una carencia afectiva en la vida real. Estos sueños nos sirven para mantener el equilibrio mental y aguantar todo lo que nos ocurre, que no siempre es bueno.

* Sueños de satisfacción intelectual Normalmente estos sueños los tienen aquellas personas que están tan absortas en su trabajo, que aunque duerman, su subconsciente sigue trabajando y durante ese tiempo pueden surgir ideas que después la persona, como no ha sido consciente de ellos, creerá que son sueños premonitorios.

* Sueños premonitorios Son mensajes que no afectan al pasado sino que pueden prevenirnos de algún peligro o nos ayudan para alcanzar el éxito en alguna empresa. De todas formas, no hay que dejarse engañar por mucha literatura que no tiene la mínima base científica y que lo que puede hacer es desorientarnos.

SIGNOS ONIRICOS

Son acontecimientos, personajes u objetos extraños en el mundo real, pero frecuentes en sueños, que a veces estimulan el sentido crítico del soñador y le llevan a la lucidez.

Hay tres categorías:

– Estado de conciencia: pensamientos, emociones o percepciones extrañas, alteradas.

– Acción: un personaje u objeto hace algo inusual o imposible.

– Forma: un cuerpo u objeto está deformado o cambia de forma.

Método de interpretación con asociación libre

La interpretación de los sueños se concibe a menudo como el reverso del trabajo del sueño. El trabajo del sueño como se apuntó consistía en la actividad de la censura sobre el contenido latente del mismo y su revisión secundaria. Interpretar el sueño consiste en desplegar mediante la asociación libre el contenido latente, la expresión del deseo inconsciente a partir del contenido manifiesto del relato y recuerdo del sueño.

1º Paso: Consiste en tener, obviamente un sueño, recordarlo o registrarlo lo más fielmente posible, teniendo en cuenta la censura/resistencia consciente e inconsciente que conlleva esa tarea. Hay que intentar no hacer ningún esfuerzo por adornarlo ni censurarlo.

2º Paso: Si se desea hacer una interpretación del sueño a nivel por parte del terapeuta, este debe tener un conocimiento de la persona del soñador y su problemática, así como de las personas y lugares a los que el sueño hace alusión. De esta manera el sueño queda contextualizado y remitido a la vida del soñador. A esta labor se le llama de preparación o preámbulo.

3º Paso: Es el punto más innovador del método freudiano de la interpretación de los sueños. Consiste en segmentar el material del sueño siguiendo una regla más o menos razonable (por ejemplo, frase por frase) y se practica la asociación libre por cada segmento. La asociación libre es la regla básica del trabajo psicoanalítico y consiste en instruir al paciente en que diga absolutamente todo lo que se le viniera a la cabeza sin autocensura; aunque como sabemos antes o después aparecerá la censura y la resistencia, con lo que posiblemente habrá que trabajarla también en el proceso psicoanalítico.

Una vez que se ha comenzado a asociar libremente o a escribir automáticamente o grabar los propios sueños, y parece que hemos llegado a un punto en que no se nos ocurre más asociaciones a nosotros o al paciente, pasamos a asociar con la siguiente frase, y así hasta el final de las frases en que hemos descompuesto el sueño. A medida que se va asociando libremente se obtienen tomas de conciencia rudimentaria, que se pueden ir elaborando y correlacionando con otros aspectos de la vida del soñador hasta que tenemos una comprensión más profunda de su actividad inconsciente.

Se supone que con la asociación libre se permite que la actividad mental sea lo más acrítica posible y despliegue la cadena de significantes del deseo inconsciente oculto.

Elizabeth Tarot y Terapias Alternativas

https://elizabethtarot.com/

https://www.facebook.com/elizabethTarott/

https://elizabeth-tarot-destrabes-amor-trabajo.negocio.site/

bit.ly

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reserva tu Cita

Domingo Zipoli 1775 - Villa Cabrera - Córdoba Tel: (0351)4898347 | 155050289 elizabethviviana@hotmail.com

shares