LOS MIEDOS

LOS MIEDOS

La sensación angustiosa que vivimos al notar algo que causa temor no siempre es de la misma clase.

¿Qué es el miedo en psicología? El miedo es una emoción que altera tanto la percepción como el razonamiento ante eventos o situaciones determinadas. ¿Por qué tenemos miedo? ¿Para qué sirve el miedo? El miedo adaptativo sirve para protegernos ante situaciones amenazantes, sin embargo, cuando el miedo es disfuncional, nos puede llegar a complicar la vida. Los miedos disfuncionales pueden generar perturbaciones angustiosas ante la proximidad de daños (reales o imaginarios). En este sentido, los miedos son vividos de forma habitual en las personas, pero es necesario saber hasta qué punto se trata de un miedo normativo y adecuado y, por lo contrario, cuándo este miedo psicológico sobrepasa la frontera y se considera un miedo excesivo se puede convertir en una fobia. ¿Es posible vivir sin miedo? No, pero es posible regular el miedo.

El miedo es una sensación angustiosa provocada por la presencia de un peligro real o imaginario. Es una reacción que comienza con un estímulo estresante y termina con la liberación de sustancias químicas que causan, entre otras cosas, que el corazón y la respiración se aceleren o que el cuerpo se ponga tenso. El miedo suele provocar comportamientos propios de la respuesta de estrés y una respuesta conocida como de lucha o huida.

El estímulo causante puede ser un pensamiento real o no, o un estímulo amenazante.

El cerebro humano  es un órgano profundamente complejo. Más de 100 millones de células nerviosas forman una intrincada red de comunicaciones que son el punto de partida de todo lo que sentimos, pensamos y hacemos. Algunas de estas comunicaciones conducen al pensamiento y a la acción conscientes, mientras que otras producen respuestas autónomas.

La respuesta autónoma del miedo, es decir, la que no activamos de manera consciente, surge mucho antes de que nuestra razón haya podido decidir nada al respecto. Son muchas las áreas cerebrales relacionadas con el miedo.

TIPOS DE MIEDO

No todas las personas sienten miedo a los mismos estímulos ni el contenido de todos los miedos son iguales. A continuación puedes encontrar una lista con una clasificación de los distintos tipos de miedos:

Según la existencia del estímulo.

Dependiendo de si el estímulo que provoca el miedo existe o no, éste puede ser:

  1. Miedo real

El miedo real hace referencia a un tipo de miedo que se construye a partir de componentes reales. Se trata de un patrón de activación fisiológica y emocional que tiene valor adaptativo, porque nos lleva a evitar el peligro de manera inmediata, muchas veces independientemente de nuestras intenciones conscientes.

  1. Miedo irreal o irracional

El miedo irreal tiene su origen en un pensamiento imaginario, distorsionado y catastrofista. Un ejemplo: el miedo a hablar en público o el miedo a volar. Son miedos no adaptativos, en los que en realidad no exista un peligro real.

 

En muchos casos, este tipo de miedo puede transformarse en una fobia; es algo que ocurre cuando este malestar y las estrategias que utilizamos para evitar estos momentos interfieren de un modo con nuestra calidad de vida.

  1. Miedo normal

El miedo normal es aquel que tiene un carácter adaptativo, y se presenta ante un estímulo que puede ser dañino para la persona. Es de corta duración, no interfiere con la normalidad en la vida cotidiana y pone al individuo en estado de alerta. Un ejemplo, al ver una serpiente.

  1. Miedo patológico

Este tipo de miedo se activa aunque no haya peligro y puede prolongarse indefinidamente. Su nivel de interferencia en el funcionamiento cotidiano es alto. Produce un gran malestar psicológico a la persona que lo padece, y a veces también afecta a terceras personas (por sus efectos en la conducta social) por lo que requiere tratamiento.

  1. Miedo físico

El miedo físico es el temor a sufrir sensaciones dolorosas derivadas de un estímulo externo real o imaginario. Por ejemplo, el miedo al médico. En muchas ocasiones, el miedo físico es difícil de controlar, ya que puede hacer que nos movamos automática e involuntariamente para esquivar lo que nos da miedo, tomando el control del cuerpo durante unos pocos segundos.

  1. Miedo social

Este tipo de miedo ocurre en respuesta a un estímulo externo que se integra a nivel social. Se caracteriza por aquellas situaciones en los que la persona siente que puede ser ridiculizada y piensan que será juzgada y ridiculizados por los demás. Así pues, lo que produce temor es tanto la previsión de esa humillación como las consecuencias que esta podría tener en el futuro.

  1. Miedo a la incertidumbre

El miedo a la incertidumbre es un miedo que ocurre cuando nos cuesta visualizar el futuro que queremos. También recibe el nombre de miedo a lo desconocido, y está íntimamente relacionado con el desarrollo personal. Cuando una persona siente miedo a la incertidumbre, no sale de su zona de confort.

  1. Miedo al compromiso

Este tipo de miedo se presenta, principalmente, en las relaciones de pareja. Hace referencia al sentimiento o emoción de miedo que se experimenta al ver que la vida de uno es entregada a otra persona. En ocasiones, ocurre porque la persona simplemente no quiere entregar su libertad, otras veces porque la persona ha sufrido en una relación amorosa anterior y no quiere comprometerse de nuevo.

  1. Miedo a ser descubierto

Un miedo que se caracteriza porque la persona ha hecho algo que se considera malo o ilegal y, por tanto, no quiere que se le descubra. Los experimentan las personas mentirosas y los individuos que tienen algo que ocultar.

  1. Miedo al fracaso

El miedo al fracaso es un tipo de miedo que causa mucho sufrimiento y que está relacionado con las expectativas que tiene una persona. Se relaciona también con la opinión de los demás. Lo experimentan, sobretodo, las personas perfeccionistas.

  1. Miedo a la soledad

El miedo a la soledad es un miedo que experimenta todo el mundo, pues los seres humanos somos seres sociales y necesitamos a los demás para gozar del equilibrio emocional necesario para hacer frente a los problemas que puedan surgir en nuestro día a día. El miedo a la soledad también los sufren aquellas personas que están en una relación y no quieren quedarse solteras.

  1. Miedo al divorcio

Si el miedo a la soledad hace referencia a las personas que están en pareja y no quieren quedarse solas, pero también hay individuos que sienten una gran angustia por divorciarse. Si el miedo a la soledad está más bien relacionado con un sentimiento inherente del ser humano, el miedo al divorcio se relaciona más bien con la cultura, con el miedo a lo que pensarán los demás del fracaso del matrimonio.

  1. Miedo a la enfermedad o a la muerte

El miedo a la muerte es un tipo de miedo que siente todo el mundo. Es el temor a perder la vida, pues cuando alguien fallece se entiende que desaparece para siempre. Las personas suelen experimentar este miedo de manera puntual o cuando se encuentran en una situación en la que su vida peligra. En los casos en los que este pensamiento está constantemente en la mente de una persona.

Elizabeth Tarot y Terapias Alternativas

https://elizabethtarot.com/

https://www.facebook.com/elizabethTarott/

https://elizabeth-tarot-destrabes-amor-trabajo.negocio.site/

http://bit.ly/2klXmZk

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reserva tu Cita

Domingo Zipoli 1775 - Villa Cabrera - Córdoba Tel: 3515050289 | 3515050441 elizabethviviana@hotmail.com

shares